Transfiguration 2018

Transfiguration 2018

Posted by Reverend Thomas Vander Woude,

Thank you to everyone who helped with and attended our Saturday Lenten Retreat for families.  It was a very good way to begin Lent.

Also, thank you to everyone who took advantage of our parish mission by the Sisters of Mary, Mother of the Eucharist.  It is not often that we are able to experience young, vibrant religious sisters.  I hope everyone found the mission helpful to the Lenten journey!

A belated thank you to everyone who helped make the 10th Anniversary of our parish church such a joyful event!

The Gospel reading for this Sunday is that of the Transfiguration.  It is a passage in Scripture that should be especially noteworthy for us at Holy Trinity.  Our sanctuary has the theme of the Transfiguration.  We should recall the Transfiguration in detail.

Only three times do we know when Jesus took Peter, James and John apart from the other Apostles.  The Transfiguration is one of those events.  Our Lord took the three Apostles up Mount Tabor where His clothes became dazzlingly white; He showed forth His divinity.

Elijah and Moses also appeared before Jesus (and the Apostles).  They conversed with Jesus about His upcoming Passion and Death in Jerusalem.  This episode is an important apologetic for us Catholics.  How often will our separated brethren challenge us that by interacting with the saints we are disobeying the First Commandment?  If it is true, then what is Jesus doing in talking with Elijah and Moses who weren’t even in heaven yet!  (No one could enter heaven until Jesus had Died on the Cross, atoning for the sin of Adam and all sins.)

After Peter blurted out that they should build three tents for Jesus, Elijah and Moses, the voice of God the Father came forth from the cloud that covered the top of the mountain: This is My Beloved Son.  Listen to Him.  These are the words above our tabernacle.  They are important words for all of us to ponder.  For, each one of us should imagine those words being spoken of us.  This is my beloved son. . . This is my beloved daughter.  Each of us is beloved by God the Father.  The better and deeper we realize this fact, the sooner we understand our dignity; the sooner we experience true peace.  It is not an excuse for misusing our free will in sinfulness.  Yet, even amidst our failures it is good to be reminded of God, the Father’s love for each of us!  I am His son. . . I am his daughter.  How incredible is it!  What an incentive to love of Our Lord!  Why be discouraged or sad if one realizes this fact of our existence?!

God bless

FRVW


Muchas gracias a todos los que ayudaron y asistieron al Retiro de Cuaresma en familia.  Fue una buena forma de comenzar la Cuaresma.

También, gracias a todos los que tomaron ventaja de nuestra Misión parroquial con las hermanas de la congregación María, Madre de la Eucaristía.  No es muy a menudo que tenemos la oportunidad de experimentar tener entre nosotros a unas hermanitas jóvenes y vibrantes.  ¡Espero que todos hayan encontrado la misión útil para el Camino Cuaresmal!

¡Un agradecimiento tarde a todos los que ayudaron a hacer el 10mo Aniversario de la Dedicación de nuestra parroquia un evento tan feliz!

La lectura del Evangelio de este domingo es el de la Transfiguración.  Es un pasaje en las Escrituras del que vale la pena que tomemos nota aquí en Holy Trinity.  Nuestro santuario tiene el tema de la Transfiguración.  Debemos recordar la Transfiguración en detalle.

Solo sabemos de tres veces de cuando Jesús llevo a Pedro, Santiago y Juan aparte de los otros Apóstoles.  La Transfiguración es uno de esos eventos.  Nuestro Señor llevó a los tres Apóstoles al Monte Tabor en donde Su ropa se volvió resplandecientemente blanca; y les mostró abiertamente Su divinidad.

Elías y Moisés también aparecieron frente a Jesús (y los Apóstoles).  Ellos conversaron con Jesús acerca de Su Pasión y Muerte que se aproximaba en Jerusalén.  Este episodio es una apologética importante para nosotros los católicos.  ¿Cuán a menudo es que nuestros hermanos separados nos retan diciendo que al interactuar con los santos, nosotros estamos desobedeciendo el Primer Mandamiento?  Cierto, ¡cuando Jesús estaba hablando con Elías y Moisés, ellos ni siquiera estaban en Cielo todavía!   (Nadie podía entrar al Cielo hasta que Jesús muriera en la Cruz, pagando así el pecado de Adán y todos los pecados)

Después de que Pedro dijo abruptamente que deberían construir tres tiendas para Jesús, Elías y Moisés, la voz de Dios Padre vino de una nube que cubría la parte alta de la montaña: Este es mi Hijo Amado.  Escúchenlo.  Estas son las palabras arriba del Sagrario.  Son palabras importantes para que todos nosotros reflexionemos.  Porque, cada uno de nosotros debe imaginar que esas palabras son dirigidas a nosotros.  Este es mi hijo amado … Esta es mi hija amada.  Cada uno de nosotros es amado por Dios Padre.  Entre más profundamente y mejor descubramos este hecho, más pronto vamos a entender nuestra dignidad; más pronto vamos a experimentar una paz verdadera.  No es una excusa para abusar de nuestro libre albedrio para pecar.  Sin embargo, aun en medio de nuestras fallas, ¡es bueno que recordemos el amor de Dios Padre por cada uno de nosotros!  Yo soy Su hijo… Yo soy su hija.  ¡Qué cosa más increíble esta!  ¡Qué incentivo para amar a Nuestro Señor!  ¡¿Por qué estar desalentado o triste si uno se da cuenta de este hecho de nuestra existencia?!

Dios los bendiga

FRVW