The Present Moment – Fr. Nicholas Grou

The Present Moment – Fr. Nicholas Grou

Posted by Reverend Thomas Vander Woude,

As I write this column we are expecting a good bit of snow.  Let the games begin!  I am not sure which priest has the best arm.  We may find out tomorrow.  Considering Fr. Bork and Fr. Carr grew up north of the Mason-Dixon, they may have an edge on the two of us ‘southerners’.  Snowballs, football in the snow – it doesn’t hurt as much when you hit the ground, snow angels, snowmen, sledding, ploughing with the truck or tractor – I cannot figure out why the facilities’ guys won’t give me the keys to the plough?!, I guess, maybe, shoveling?, basketball! and all the other outdoor pastimes in the snow: tremendous!  Just don’t put your wet boots on top of the wood stove to dry them out – makes for a pretty smoky house! 

I was sent the following quote which is found in Fr. Jean Nicholas Grou’s book, The Spiritual Life.  Another good meditation in our time.

"What is time, with regard to myself? It is my present and actual existence. Past time, or my past existence, is no longer anything, as far as I am concerned; I can neither recall it, nor change anything in it. The time to come, or my future existence, has not yet arrived, and perhaps never will arrive. It does not depend on me; I cannot count on it ... No one is ignorant of these two simple truths, but very few draw from them the conclusions they ought to draw ... This present moment, or this actual existence—from whom do I hold it? It is He who has preserved my existence from one instant to another, and who is preserving it at this present moment. Will He preserve it for me in the moment that shall immediately follow this one? I do not know; and nothing in the world can give me the assurance of it. Why has time been given to me? So that by it I may merit a happy eternity. I shall live forever: faith teaches me this; my reason even assures me of another life. The desire of immortality is implanted in the depths of my heart, and this desire, which God Himself has planted there, can never be frustrated of its object. I am, then, born for eternity, but this eternity will be happy or wretched ... My fate for all eternity depends, then, on the use I make of time, and since neither the past nor the future is in my own power, it is quite true to say that my eternity depends always on the present moment. Now, at this present moment, what is my state? Would I like to die just as I am now?"

God bless

FRVW


Mientras escribo esta columna estamos a la espera de un poco de nieve.  ¡Que comiencen los juegos!  No estoy Seguro de cual sacerdote tiene el mejor brazo.  A lo mejor lo descubrimos mañana.  Considerando que el Padre Bork y el Padre Carr crecieron al norte de Mason-Dixon, a lo mejor ellos tienen ventaja sobre nosotros los ‘sureños’.  Bolas de nieve, juegos de football en la nieve – no duele tanto como cuando uno cae en el suelo, angelitos de nieve, muñecos de nieve, removiendo nieve con tractores – ¡¿No puedo entender por qué los muchachos de mantenimiento no me dan las llaves del tractor?!, tal vez, a lo mejor palear la nieve?  ¡Básquetbol!  Y todos los demás pasatiempos al aire libre en la nieve: ¡tremendo!  ¡Sólo no dejen sus botas de nieve encima de la estufa para secarlos – tendrían una casa muy ahumada!

Me enviaron la siguiente cita que pueden encontrar en el libro del Padre Nicholas Grou, The Spiritual Life (La Vida Espiritual).  Otra buena meditación en nuestros tiempos. 

“¿Qué es el tiempo, respecto a mí?  es mi presente y real existencia.  El tiempo pasado o mi existencia pasada, ya no es nada, en lo que a mi concierne; no puedo recordarlo ni puedo cambiar nada en él.  El tiempo por venir, o mi existencia futura, no ha llegado todavía, y a lo mejor nunca llegue.  No depende de mí; no puedo contar con él…nadie ignora estas dos simples verdades, pero pocos sacan las conclusiones que deben sacar …  Este momento presente o esta existencia real – ¿de quién la obtengo?  Es Él quien ha preservado mi existencia de un instante a otro, y quien la está preservando en este preciso momento.  ¿Lo preservará en el momento que le sigue inmediatamente a este?  No lo sé; y nada en el mundo me lo puede asegurar.  ¿Por qué se me ha dado tiempo?  Para que con él merezca una eternidad feliz.  Yo debo vivir para siempre: la fe me enseña esto; aún mi razón me asegura que hay otra vida.  El deseo de inmortalidad está implantado en lo más profundo de mi corazón, y este deseo, el cual Dios mismo plantó allí, nunca puede frustrar su objetivo.  Entonces, yo nací para la eternidad, pero esta eternidad, o es feliz o miserable … mi destino para toda la eternidad entonces, depende del uso que yo haga del tiempo, y ya que ni el pasado ni el futuro dependen de mi poder, es realmente verdadero decir que mi eternidad depende siempre del momento presente.  Ahora, en este presente momento, ¿en que estado estoy?  ¿Me gustaría morir justo así como estoy ahora?"

Dios los bendiga

FRVW