St. Valentine’s Day

St. Valentine’s Day

Posted by Reverend Thomas Vander Woude,

This past Tuesday was February 14th, St. Valentine’s Day.  It reminds me of three beautiful words: Pitchers-Catchers-Report.  Spring Training for Major League Baseball!  Actually, I hope no husband included those words in a Valentine’s card to his wife.

What is a valentine anyway?  There were probably many who were given or asked to be such.

Some who are a little bit younger probably do not remember “Valentine’s Day” referred to as “St. Valentine’s Day.”  February 14 – in the old Church calendar – is St. Valentine’s feast day.  If you were to ask someone the image most associated with Valentine’s Day it would be a little cupid with his bow and arrow.  The true image of Valentine’s Day should be a Catholic bishop dressed in red because he shed his blood for Jesus as a martyr.

It was illegal to live in the Roman Empire as a Christian/Catholic in the first three hundred years after Jesus.  During one of the ten Roman persecutions of Catholicism – probably in the early 300s – Valentine was arrested by a Roman ruler and sentenced to death.  However, the Roman authority delayed Valentine’s execution for many months.  During this time Valentine was enlisted to tutor the ruler’s daughter.  While teaching the young lady the basic disciplines of education, the bishop also taught her about the True God and His Son Jesus Christ.  Every day the girl would go to Valentine’s cell for her lesson.  She became fond of the elderly man.  Until one day she arrived at his empty cell.  Her father had carried out the condemnation of the elderly bishop.  As she looked in the cell, she found a note with her name on it.  In the note, Valentine would have encouraged her to use her knowledge for good; to live her life with respect and love for people around her.  Valentine reminded her of many other things that he had taught her.  Then, he signed the note.  “Love, your Valentine.”

Which brings me back to my initial question, “What is a valentine?”  A valentine is one who is willing to love to such a degree as to sacrifice himself/herself for the one he/she loves.  St. Valentine did this.  But, Who is the greatest valentine?  Who else but Jesus Christ!  Take a close look in the right front of the church at the Sacred Heart of Jesus.  His heart is exposed to show us that He loves us with a human heart.  He loves us to the extent that He will allow that heart to be hurt/pierced by each of us only to Redeem us by the suffering.

May we renew our love for the Perfect Valentine Who St. Valentine would not betray.  The Perfect Valentine Whose Sacred Heart beats out of love for you and me in the Holy Eucharist.

God bless

FRVW


El pasado martes fue 14 de febrero, día de San Valentín.  Me hace recordar tres bellas palabras: Pitchers-Catchers-Reportes.  Entrenos de Primavera para el Baseball de las Grandes Ligas.  En realidad, espero que ningún esposo haya incluido esas palabras en una tarjeta de San Valentín para su esposa.

¿Qué es un Valentín? A lo mejor hay muchos que han dado o pedido ser tal cosa.

Algunos que son un poquito jóvenes probablemente no recuerdan el “Día de Valentín” referido como al “Día de San Valentín”.  El 14 de febrero – en el calendario antiguo de la Iglesia – es la fiesta de San Valentín.  Si ustedes le preguntaran a alguien acerca de la imagen asociada con el día de Valentín, esta sería un pequeño cupido con su arco y flecha.  La verdadera imagen del día de San Valentín debería ser la de un Obispo vestido de rojo porque derramó su sangre por Jesús como un mártir.

En el Imperio Romano era ilegal vivir como Católico/Cristiano durante los primeros trescientos años después de la muerte de Jesús.  Durante una de las diez persecuciones al Catolicismo – probablemente a principios de los años 300 – Valentín fue arrestado por un gobernante romano y fue sentenciado a muerte.  Sin embargo, la autoridad romana retraso por muchos meses la ejecución de Valentín.  Durante ese tiempo Valentín fue contratado para ser el maestro particular de la hija del gobernador.  Mientras le daba clases a la jovencita acerca de las disciplinas de la educación, el Obispo también le enseñaba acerca del verdadero Dios y su Hijo Jesucristo.  Todos los días, la joven iba a la celda de Valentín para recibir su clase.  Ella se encariñó con el anciano.  Hasta que un día llegó y encontró la celda vacía.  Mientras que ella veía la celda, se encontró una nota con su nombre en ella.  En la nota, Valentín la animaba a usar su conocimiento para el bien; a vivir su vida con respeto y amor por la gente alrededor suyo.  Valentín le recordó de la muchas otras cosas que él le había enseñado.  Y después el firmo la nota.  “Con amor, tu Valentín”.

Lo cual me lleva a mi pregunta inicial, “¿qué es un Valentín?”  Un Valentín es alguien que está dispuesto a amar al grado de sacrificarse a sí mismo (a) por la persona que él/ella ama.  San Valentín hizo esto.  Pero, ¿Quién es el mayor Valentín?  ¡Quien más que Jesucristo!  Denle una mirada más cercana al Sagrado Corazón de Jesús al frente de la iglesia al costado derecho.  Su corazón está expuesto para mostrar que Él nos ama con un corazón humano.  Él nos ama hasta la extensión que El permitirá que ese Corazón sea atravesado y le duela por cada uno de nosotros para redimirnos a través del sufrimiento.

Que renovemos nuestro amor por el Valentín Perfecto a quien San Valentín no traicionaría.  El Valentín Perfecto Quien su Sagrado Corazón late en la Sagrada Eucaristía por amor a ustedes y a mí.

Dios los bendiga

FRVW