St. John Paul II Hope & Joy

St. John Paul II Hope & Joy

Posted by Reverend Thomas Vander Woude,

Thank you again to everyone who helped and came out for our Rosary Procession on the 100th anniversary of the Miracle of the Sun in Fatima, Portugal.  It was beautiful to hear 500+ people praying and singing hymns in honor of Our Lady!

You may have noticed that we have begun having Exposition/Adoration of the Holy Eucharist in the church during the week.  We are in the process of getting work done on the HVAC in the chapel.  We hope to have the work done soon!

Today, the saint we would celebrate is St. John Paul II (since October 22 falls on a Sunday, the Sunday of Ordinary Time takes precedence).  He only died in 2005 after guiding the Church as Pope for nearly 27 years!  I have written often of St. John Paul II.  He influenced countless generations.  Permit me to write a bit more.

I have always marveled at JP II’s hope and joy.  Here is a man who suffered greatly in the 20th century.  Perhaps, just a small list of his emotional sufferings:

  • His mother died when he was 8 years old
  • His older brother died when he was 12 years old
  • His father died when he was 20 years old (leaving him without any immediate family)
  • A number of his Jewish friends were killed by the Nazis
  • A number of his Catholic lay and priestly friends were killed by the Nazis
  • He was on the Nazi kill list
  • Following the terrorism of the Nazis, he endured the brutal dictatorship of the Communists – until 1978 when he became Pope
  • A number of fellow Catholics were killed by the Communists
  • He was watched by the Communists regularly

How did St. JP II have hope and joy in the midst of so much suffering – I have not even touched on physical?!  He joined the underground seminary – at the age of 20 - soon after his father’s death in 1940.  Rather than run from God, or blame God for all his suffering, he ran toward Him!  His spiritual life grew!

It is a lesson for you and me when Our Lord permits suffering enter our lives.  He wants us to use it for good.  St. JP II grew in the midst of his suffering.  As Pope he would help people in their suffering.  He knew what they were going through – whether emotional, mental or physical.  He endured it all.  And, he united it to Christ.  In this way, he found hope and joy (and peace).

May we do the same through the intercession of St. John Paul II!

God bless

FRVW


Gracias una vez más a todos los que ayudaron y vinieron a nuestro Procesión en conmemoración del Centenario del Milagro del Sol en Fátima, Portugal.  ¡Fue lindo ver escuchar a más de 500 personas rezando y cantando himnos en honor de Nuestra Señora!

A lo mejor ya se dieron cuenta que hemos comenzado a tener Exposición/Adoración del Santísimo Sacramento en la iglesia durante la semana.  Estamos en el proceso de hacer unos trabajos en el HVAC en la capilla.  ¡Esperamos terminar el trabajo pronto!

Hoy, el santo que hubiéramos celebrado es Sn. Juan Pablo II (ya que el 22 de octubre cayó en domingo, el Domingo de Tiempo Ordinario toma precedencia).  ¡Él murió apenas en el 2005 después de haber guiado la Iglesia por casi 27 años!  Yo he escrito acerca de Sn. Juan Pablo II.  Él influenció a innumerables generaciones.  Permítanme escribir un poquito más.

Yo siempre me he maravillado con la esperanza y alegría de JP II.  Tenemos a un hombre que ha sufrido grandemente durante el siglo 20.  A lo mejor debería de hacer una pequeña lista de sus sufrimientos emocionales:

  • Su mamá murió cuando él tenía 8 años
  • Su hermano mayor murió cuando él tenía 12 años
  • Su papá murió cuando él tenía 20 años (dejándolo sin ningún familiar inmediato)
  • Un numero de sus amigos judíos fueron asesinados por los nazis
  • Un numero de sus amigos católicos laicos y del clero fueron asesinados por los nazis
  • Él estaba en la lista de los nazis para ser asesinado
  • Después del terrorismo de los nazis, él soportó la dictadura brutal de los comunistas – hasta 1978 cuando se convirtió en Papa
  • Un numero de compañeros católicos fueron asesinados por los comunistas
  • Los comunistas lo tenían en observación constantemente

¿Cómo pudo JP II tener esperanza y alegría en medio de tanto sufrimiento? – todavía no he tocado el sufrimiento físico.  Él se unió al seminario clandestino – a la edad de 20 años – poco después de la muerte de su padre en 1940.  En lugar de alejarse de Dios, o culparlo por todos sus sufrimientos, ¡el corrió hacia Él!  ¡Su vida espiritual creció!

Es una lección para ustedes y para mí cuando Nuestro Señor permite que el sufrimiento entre en nuestras vidas.  Él quiere que lo usemos para bien.  Sn. JP II creció en medio de sus sufrimientos.  Como Papa él ayudo a las personas en sus sufrimientos.  Él sabia por lo que estaban pasando – ya fuera emocional, mental o físico.  Él lo soporto todo.  Y, él lo unió a Cristo.  De esta forma, él encontró esperanza y alegría (y paz).

¡Ojala que hagamos lo mismo a través de la intercesión de Sn. Juan Pablo II!

Dios los bendiga

FRVW