St. Catherine of Siena

St. Catherine of Siena

Posted by Reverend Thomas Vander Woude,

Congratulations to our first group of young people who received their First Holy Communion this past Saturday – there will be two more groups of youngsters the next two weeks! May your belief in Jesus’ Real Presence in the Holy Eucharist and love for Him grow daily throughout your lives. Thank you and congratulations to the parents and teachers who prepared the youth to receive Jesus in Holy Communion for the first of many times! Thank you to our Director of Religious Education, Mrs. Michele Leary, and her assistant, Mrs. Jennifer Carmichael. Thank you to everyone who have made (or will make) the First Holy Communion Masses beautiful.

April 29th is the feast day of a tremendous saint. St. Catherine of Siena lived from 1347-1380 in Siena and Rome. She was the youngest of 25 children – her twin died at the age of 5. As a teenager she determined Our Lord was calling her to total consecration to Him. However, her family sought to have her married. Her father finally relented when Catherine cut off her long beautiful golden hair. She was permitted to consecrate herself to Jesus. She was to become a Third Order Dominican spending her days in prayer and charity to the sick, poor and imprisoned.

It was often the case that after Holy Communion at Mass she would remain in ecstasy at the altar rail until the church closed. In fact, her body would not accept any other food than the Eucharist. She lived only on the Holy Eucharist!

Catherine never learned to read or write in the ordinary fashion. She would later write her ‘Dialogues’ that is tremendous for its spirituality. She would say that Jesus taught her to read and write in the many mystical experiences she was given.

During her adult life the pope lived in Avignon, France rather than in Rome. Rome was left in a chaotic state. It was Catherine – with St. Bridget of Sweden – who influenced Pope Urban V to return to Rome in 1367.

And, it was the Pope that, after hearing Catherine might be graced with the hidden wounds of Jesus, squeezed her hand causing her to almost faint from the pain! She did indeed have the wounds of Our Lord though they were invisible to the naked eye.

St. Catherine of Siena died a natural death and her body is incorrupt – in two places?! You might ask, ‘How?’ or ‘Why’ Though Catherine was born in Siena and lived there many years, her later years were spent in Rome. Hence, when she died the Sienese wanted the body of their saint returned. The Romans weren’t so quick to give up the holy woman’s body. So, wouldn’t you know they struck a bargain?! And yes, you can see Catherine’s head and ring finger in Siena. You can also visit the church in Rome that houses the remainder of her body in a sarcophagus! I guess we would say whatever authority had this done must have believed in the resurrection of the dead and the perfect union of the glorified body!

St. Catherine is a doctor of the Church. She counseled popes and civil leaders during her life. She has also had a tremendous impact since her death as Our Lord’s intercessor.

God bless

FRVW


 

Felicitaciones al primer grupo de niños que recibieron su Primera Comunión este sábado pasado – ¡tendremos dos grupos más en las próximas dos semanas! Que su creencia en la Real Presencia de Jesús en la Sagrada Eucaristía y el amor por Él, crezca diariamente durante toda su vida. Gracias y felicitaciones a los padres de familia y maestros que prepararon a estos jovencitos para recibir a Jesús en Santa Comunión ¡por primera la primera vez de muchas veces! Gracias a nuestra Directora de Educación Religiosa, Sra. Michele Leary, y su asistente Sra. Jennifer Carmichael. Gracias a todos los que hicieron (o harán posible) que las Misas de la Primera Comunión tan lindas.

El 29 de abril es la fiesta de una tremenda santa. Santa Catarina de Siena vivió de 1347 – 1380 en Siena y en Roma. Ella era la más joven de 25 hijos – su gemela murió a los 5 años. De adolescente ella determino que Nuestro Señor la estaba llamando a una consagración total a Él. Sin embargo, su familia busco casarla. Su papá finalmente cedió cuando Catarina se cortó su larga y bella cabellera dorada. A ella se le permitió consagrarse a Jesús. Ella se convertiría a la Tercera Orden Dominicana, pasando sus días en oración y caridad a los enfermos y prisioneros.

A menudo se daba el caso que después de tomar la Sagrada Comunión durante la Misa, ella se quedaba en éxtasis en el altar hasta que la iglesia cerraba. De hecho, su cuerpo no aceptaba ninguna otra comida que no fuera la Eucaristía. ¡Ella vivió de Santa Eucaristía solamente!

Catarina nunca aprendió a leer o a escribir de la forma ordinaria. Más tarde ella escribiría sus ‘Diálogos’ que son tremendos por su espiritualidad. Ella decía que Jesús le enseñó a leer y a escribir durante las muchas experiencias místicas que le fueron otorgadas.

Durante su vida adulta, el Papa vivía en Aviñón, Francia en lugar de en Roma. Roma había sido dejada en un estado caótico. Fue Catarina – junto a Sta. Bridges de Suecia – quien influenció al Papa Urbano V a regresar a Roma en 1367.

Y, fue el Papa al que, después de escuchar que a podía ser que a Catarina se le había dado la gracia de tener escondidas las heridas de Jesús, cuando le apretó su mano ¡le causó tanto dolor que casi se desmayaba del dolor! Ella ciertamente tenía las heridas de Nuestro Señor a pesar de que eran invisibles al ojo humano.

Sta. Catarina tuvo una muerte natural y su cuerpo esta incorrupto – ¡¿en dos lugares?! Ustedes se preguntarán, ¿cómo? O ¿Por qué? A pesar de que Catarina nació en Siena y vivió allí muchos años, sus últimos años los pasó en Roma. Por lo tanto, cuando ella murió los sieneses querían que el cuerpo de su santa les fuera entregado. Los romanos no fueron muy rápidos para entregarles el cuerpo de la santa mujer. Entonces, ¡¿no sabrían que consiguió una ganga?! Y si, ustedes pueden ver la cabeza y el dedo anular de Catarina en Siena. También pueden visitar en Roma la iglesia que guarda su cuerpo ¡en un sarcófago! Yo diría que cualquiera que haya sido la autoridad que hizo esto ¡debe de haber creído en la resurrección de los muertos y en la perfecta unión del cuerpo glorificado!

Sta. Catarina es una doctora de la Iglesia. Ella aconsejó Papas y líderes civiles durante su vida. Desde su muerte ella también ha tenido un tremendo impacto como una intercesora de Nuestro Señor.

Dios los bendiga

FRVW