Solemnity of St. Joseph

Solemnity of St. Joseph

Posted by Reverend Thomas Vander Woude,

As we prepare to celebrate the Solemnity of St. Joseph this Friday, the following quote from St. Bernardine of Siena (1400s) is a good meditation.

Whenever the divine favor chooses someone for a special grace or an exalted position, it endows the person thus chosen with all the gifts necessary for him and for this task.  This was pre-eminently verified in St. Joseph, the foster father of Jesus Christ and true spouse of the Queen of Heaven and Mistress of Angels.  He was chosen by the Father as the faithful foster father and guardian of his principal treasures, that is, his son and his spouse.  If you compare him to the whole Church of Christ, is he not that chosen and unique man through whom and under whom Christ was brought into the world with due order and honor?  If then, the entire holy Church is in debt to the Virgin Mother, because, through her, she was made worthy to receive Christ, after Mary, she (the Church) owes him gratitude and singular veneration.  For he is the key of the Old Testament, in whom the dignity of the patriarchs and the prophets attain its promised fruit.  There can be no doubt that in heaven Christ did not deny Joseph that familiarity, reverence, and exalted dignity which he tendered him as a son to his father while he lived among men.  He rather increased and perfected it.

How powerful are the prayers of St. Joseph?  St. Teresa of Avila (1500s) answers:

The Lord wants us to understand that just as he was subject to St. Joseph on earth – for since bearing the title of father, being the Lord’s tutor, Joseph could give the child commands – so in heaven God does whatever he commands.

St. Ambrose (late 300s), St. Augustine (early 400s), St. Thomas Aquinas (1200s) and others give similar statements about the power of St. Joseph’s intercession.

May we continue to grow in our devotion of Joseph whom God the Father appointed to be the human father of His Son, Jesus, and virginal spouse of Jesus’ Mother!

God bless

FRVW


Mientras nos preparamos para la Solemnidad de san José este viernes, la siguiente cita de San Bernardino de Siena es una buena meditación (1400s).

Cuando el favor divino escoge a alguien para una gracia especial o para una posición elevada, dota a la persona que ha escogido con todos los dones necesarios para la persona y para el trabajo.  Esto fue preeminentemente verificado en San José, el padre adoptivo de Jesucristo y verdadero esposo de la Reina del Cielo y Señora de los ángeles.  Él fue escogido por Dios Padre como el fiel padre adoptivo y guardián se sus tesoros principales, que son, su hijo y su esposa.  Si ustedes lo comparan a la Iglesia de Cristo completa, ¿no es el él escogido y único hombre a través de quien y bajo quien Cristo fue traído al mundo con el orden y honor debido?  Si es así, entonces la santa Iglesia completa está en deuda con la Virgen Madre, porque, a través de ella, ella fue echa digna para recibir a Cristo, después de María, ella (la Iglesia) le debe gratitud y veneración singular.  Porque él es la llave del Antiguo Testamento, en quien la dignidad de los patriarcas y los profetas alcanzan su fruto prometido.  No puede haber duda que en el Cielo, Cristo no le negó a José esa familiaridad, reverencia y exaltada dignidad, la cual él le dedico como hijo a su padre mientras es vivía con ellos.  Más bien la incrementó y perfeccionó. 

¿Cuán ponderosas son las oraciones de San José? Santa Teresa de Ávila (1500’s) responded:

El Señor quiere que entendamos que justo así como él era sujeto a San José en la Tierra – ya que él portaba el título de padre, siendo el tutor del Señor, José podía darle órdenes al niño – así en el Cielo, Dios hace lo que él ordena. 

San Ambrosio (a finales de los años 300), San Agustín (principios de los años 400), Santo Tomás de Aquino (1200) y otros dieron declaraciones similares acerca del poder de la intercesión de San José.

Ojala que continuemos creciendo en nuestra devoción por San José a quien Dios Padre designó para ser el padre humano de Su Hijo, Jesús, ¡y el esposo virginal de la Madre de Jesús!

Dios los bendiga

FRVW