Religious Education 2020

Religious Education 2020

Posted by Reverend Thomas Vander Woude,

You may have noticed a few ‘new’ things around the campus this past weekend – four picnic tables by the pond and fresh-painted curbs.  Due to the cancellation of our diocesan WorkCamp, our teens did their own local WorkCamp entirely outdoors.  The teens also went door-to-door in local neighborhoods to collect food for the needy.  They approached over 500 households in a few days.  With the heat that we experienced two weeks ago, a special thanks to our teens, their families, our adult volunteers and our youth minister, Paul Bevins, and assistant youth minister, Sean Mazury!  Thanks for making a positive out of negative!

In keeping with youth, we are also attempting to make a positive out of a negative with regard to religious education.  As you know, there are plenty of restrictions and guidelines being placed on education of the youth – distance, masks, etc.  (It is unfortunate as the kids in Virginia, when you look at the numbers, have done quite well vs. COVID.  How do you tell children to stay apart?  What is the impact on a child emotionally when an adult tells him/her to ‘keep your distance’ and ‘cover your face’?  It is unnatural – especially to children.  God has made us to be interactive; a community of persons.)  Prince William County Public Schools will go virtual education for the first quarter – who knows what will happen after the fall.

Having experienced virtual education March – May, it presents many challenges.  The ideal is in-person, face-to-face education; interacting with each other and seeing each other who are made in the image and likeness of Almighty God.

So, how do you have instruction in the Catholic Faith in person in these times?  Enter Pope St. John Paul II.  In 1981, after only three years as pope, St. John Paul II wrote his tremendous Apostolic Letter on the Family, [P1] Familiaris Consortio, (if you have never read it is well worth the read).  In paragraph 36, he speaks of how parents must be acknowledged as the first and foremost educators of their children.  Their role as educators is so decisive that scarcely anything can compensate for their failure in it.

The Pope goes on to say, the right and duty of parents to give education is essential, since it is connected with the transmission of human life; it is original and primary with regard to the educational role of others, on account of the uniqueness of the loving relationship between parents and children; and it is irreplaceable and inalienable, and therefore incapable of being entirely delegated others or usurped by others.

In following St. John Paul’s guidance, our goal is to help our parents instill the Catholic Faith in our children.  How?  We will use online instruction and mentorship with catechists – in no way do we want anyone to think/feel you are on your own.  Our diocese has for years provided every parish the opportunity of an online program which is tremendous.  Symbolon incorporates truth, beauty and goodness in presenting the Faith.

Our Religious Education Office will soon be in touch with our families regarding details.  Please know that we see this program as a way to make a positive out of a negative for our children, our families and our parish.

God bless

FRVW


A lo mejor notaron unas cuantas cosas ‘nuevas’ en los alrededores este pasado fin de semana – cuatro mesas de picnic al lado del laguito y las banquetas recién pintadas.  Debido a la cancelación del nuestro Campamento de Trabajo Diocesano, nuestros jóvenes hicieron su propio Campamento de Trabajo local, completamente al aire libre.  Los jóvenes también fueron de puerta en puerta a los vecindarios locales para pedir comida para los más necesitados.  Aproximadamente llamaron a unas 500 puertas en unos cuantos días.  ¡Con el calor que experimentamos hace dos semanas, un agradecimiento muy especial a nuestros jóvenes, a sus familias, a nuestros voluntarios adultos a nuestro ministro de jóvenes, Paul Bevins y a su asistente Sean Mazary!  ¡Gracias por sacar algo positivo de lo negativo!   

Hablando de la juventud, nosotros también estamos tratando de sacar algo positivo de lo negativo en cuanto a la educación religiosa.  Como ustedes saben, hay muchas restricciones y lineamientos que se han puesto en la educación de los niños/jóvenes – distanciamiento, mascarillas, etc.  (Desafortunadamente, para los niños de Virginia, ya que cuando vemos los números, hemos estado haciendo un buen trabajo en contra de Covid.  ¿Cómo se les pide a los niños que se mantengan apartados?  ¿Cuál es el impacto emocional cuando un adulto le dice que ‘mantenga su distancia’ y que se ‘cubra la cara’?  No es natural – especialmente para los niños.  Dios nos hizo para que seamos interactivos; una comunidad de personas).  El Distrito Escolar del Condado de Prince William va a tener educación virtual durante el primer trimestre – quien sabe que va a pasar después del otoño. 

Después de haber experimentado la educación virtual de marzo a mayo, se presentan muchos desafíos.  Lo ideal es tener educación persona a persona; cara a cara; interactuando entre personas y viendo a cada uno como han sido creados, a imagen y semejanza de Dios Todopoderoso.

Así que, ¿cómo se tiene instrucción en la Fé católica en persona en estos tiempos?  Entremos en el Papa Juan Pablo II.  En 1981, después de haber sido Papa durante solo tres años, San Juan Pablo II escribió su tremenda Carta Apostólica acerca de la Familia, [P1] Familiaris Consortio, (si nunca la han leído, vale la pena leerla).  En el párrafo 36, el habla de cómo los padres de familia deben de ser reconocidos como los primeros y los principales educadores de sus hijos.  Su papel como educadores es de tanta transcendencia que cuando falta difícilmente puede suplirse.

El Papa continúa diciendo, el derecho y el deber educativo de los padres se califica como esencial, relacionado como esta con la transmisión de la vida humana; como original y primario, respecto al deber educativo de los demás, por la unidad de la relación de amor que subsiste entre padres e hijos; como insustituible e inalienable y que, por consiguiente, no puede ser totalmente delegado o usurpado por otros.

Siguiendo la dirección de San Juan Pablo, nuestra meta es ayudar a los padres a inculcar la Fe Católica en nuestros niños.  ¿Como?  Usaremos instrucción en línea y mentores con catequistas – de ninguna forma queremos que nadie sienta que están solos en esto.  Durante años nuestra dieseis le ha dado la oportunidad a cada parroquia de tener un programa en línea el cual es tremendo. Symbolon incorpora la verdad, la belleza y la bondad al presentar la Fe. 

Nuestra Oficina de Educación Religiosa pronto estará en contacto con nuestras familias con más detalles.  Por favor sepan que nosotros vemos este programa como una forma de sacar algo positivo de lo negativo para nuestros niños, nuestras familias y nuestra parroquia.

Dios los bendiga

FRVW