Mother Teresa

Mother Teresa

Posted by Reverend Thomas Vander Woude,

Recent days mark the anniversaries of the deaths of two very different public women.  August 31, 1997 Princess Diana of England was killed in a car crash.  If you remember, the news media gave her death and funeral unparalleled coverage; a modern-day icon of sorts.  Though Princess Di had many good qualities, she was no Mother Teresa.  Then, Mother Teresa died six days later on September 5, 1997.  It was good to see the news media give her life, death and funeral such good coverage.  For, a modern-day saint had died!

Mother Teresa took vows of poverty, chastity and obedience.  She took a further vow (as do all the Missionaries of Charity) to live with the poorest of the poor.  Some would ask how could she possibly have an influence in the world?!  She’s wasting her life!  Why doesn’t she get a career and have a real influence in the world?!  She’s missing out on life!

HOW can a life of love be a waste?!  How can it not be influential in a world that is often selfish?!  What is she missing out on, a few pleasures and possessions?!  WHAT did she gain!

How many people were attracted to this little woman?  The physically poor knew they had a true friend, actually a true mother in her.  The spiritually poor so caught up in worldly things and pleasures saw in her eyes a love they rarely experienced.  How many powerful individuals heard the truth clearly from her!  How many young women learned from her the vocation to which Jesus was calling them!  Mother Teresa was a great lover and anyone who came into contact with her knew this.

Mother Teresa’s source for her life was her God in the Holy Eucharist.  In addition to attending Mass every day, she would spend at least two more hours each day before Jesus in the tabernacle.  It was her sustenance and strength for her work.  Her sisters do the same each day.  Despite the great pain and suffering that she saw every day, despite the absence of many worldly pleasures and possessions, it was her remarkable love and joy that attracted bishops, heads of state and Ivy League schools; and made it difficult to deny her, even communist rulers!  For example, how often when Mother Teresa visited England was Princess Di at her side – and not just for a photo op.

Mother Teresa taught the world an incredible lesson that has been taught by saints before her: give of yourself totally to Jesus – love Him - and others and you will find joy and fulfillment; you will influence the world.

God Bless

FRVW 


Los días recientes han marcado los aniversarios de la muerte de dos diferentes mujeres públicas.  El 31 de agosto de 1997 la princesa Diana de Inglaterra murió en un accidente automovilístico. Si se recuerdan, los medios de comunicación dieron una cobertura suprema de su muerte y funeral; de la clase de un ícono de los tiempos modernos.  A pesar de que la princesa Di tenía muchas buenas cualidades, no era la Madre Teresa. La Madre Teresa murió seis días más tarde el 5 de septiembre de 1997. Fue bueno ver que los medios de comunicación le dieron tan buena cobertura de su vida, muerte y funeral.  ¡Porque una Santa del tiempo moderno había muerto! 

La Madre Teresa tomó votos de pobreza, castidad y obediencia.  Ella tomó un voto más (como todas las Misioneras de la Caridad) el de vivir con los más pobres de los pobres.  Algunos se preguntan ¡¿cómo es posible que pueda tener influencia en el mundo?! ¡está desperdiciando su vida! ¡¿Por qué no estudia una carrera y tiene una influencia real en el mundo?!  ¡Lo que ella se está perdiendo en la vida!  

¡¿CÓMO una vida de amor puede ser un desperdicio?!  ¡¿Cómo puede no influenciar en un mundo que casi siempre es egoísta?!  ¡¿De qué se está perdiendo, unos pocos placeres y posesiones?! ¡QUÉ ganó! 

¿Cuánta gente estaba atraída a esta pequeña mujer?  Los físicamente pobres sabían que en ella tenían a una verdadera amiga, en realidad, a una verdadera mamá en ella.  Los espiritualmente pobres, tan atrapados en las cosas y placeres mundanos veían en sus ojos un amor raramente experimentado.  ¡Cuántos poderosos individuos escucharon de ella la verdad tan clara! ¡Cuántas mujeres jóvenes aprendieron de ella la vocación a la que Jesús las estaba llamando!  La Madre Teresa amó grandemente y todo aquel que tuvo contacto con ella, lo supo.  

La fuente de la vida de la Madre Teresa era su Dios en la Sagrada Eucaristía.  Además de asistir a Misa todos los días, ella pasaba al menos dos horas más frente a Jesús en el sagrario.  Era su sustento y fuerza para su trabajo. Sus hermanas hacían lo mismo cada día. A pesar del gran dolor y sufrimiento que ella veía cada día, a pesar de la ausencia de muchos placeres y posesiones mundanas, era su notable amor y alegría lo que atraía a Obispos, líderes de estado y escuelas Ivy League; y se le hizo difícil negarla, ¡aún a los gobernantes comunistas!  Por ejemplo, cuántas veces, cuando la Madre Teresa iba de visita a Inglaterra, la princesa Diana estaba a su lado – y no solo para las fotos.  

La Madre Teresa le dio al mundo una lección increíble, que ha sido enseñada por Santos antes que ella; entréguense completamente a Jesús – Ámenlo – y otros y ustedes encontrarán alegría y satisfacción; ustedes tendrán influencia en el mundo

Dios los Bendiga

FRVW