Mindfulness

Mindfulness

Posted by Reverend Thomas Vander Woude,

You may recall last week’s announcement re: ‘mindfulness’ that is being taught and practiced at some of our local elementary schools and one middle school.  ‘Mindfulness’ is taught as a method to relieve and deal with stress; a way of controlling one’s emotions.  It is problematic for Catholics for a variety of reasons.  No child should be taught this method of Buddhist prayer/meditation.  It is contrary to Christian prayer and meditation which has as its goal conversation with God.

1. ‘Mindfulness’ is Buddhist meditation. As such, it focuses on self.  It is promoted as a non-spiritual practice to be used as a way to rid oneself of stress and anxiety.  It is mostly practiced as ‘Breathing Space Meditation,’ ‘Body Scan Meditation,’ and ‘Expanding Awareness Meditation.’

-- True Catholic Spirituality – prayer and meditation – is the way to break the attachments that present obstacles in our relationship with God and interfere with a healthy spiritual life with Him. Peace and joy come as a result of union and trust with/in God.

2. Often those Christians who attempt to mix Eastern and New Age practices with Christian practices end by not praying at all. For, the focus becomes self.  In addition, they fall away from the Catholic Faith.

-- True Catholic Spirituality - The focus is on God rather than self.  It is conversation with God; relationship with Him as my loving, merciful and personal God, Father, Son and Holy Spirit.

3. ‘Mindfulness’ teaches one to put aside all thoughts, particularly those that are troublesome. What occurs is that the person places himself into an altered state of consciousness wherein he experiences a temporary peace, yet separated from his problems and even himself.

-- True Catholic Spirituality teaches one to recognize Christ in the present moment – not to run away from it. It is a realization that God has permitted whatever is happening – if it is evil; if it is good He has intended it.  He is present to help me carry that Cross; to unite it to His; and bring good out of it.  Such spirituality brings peace and joy that leads one to love Him and one’s neighbor.  One look no further than the saints – especially the martyrs.

4. ‘Mindfulness’ studies done by John Hopkins have uncovered many negative effects: such psychological and physical effects include depersonalization, psychosis, hallucinations, disorganized speech, feelings of anxiety, loss of appetite and insomnia.

If you would like more information on ‘Mindfulness’ please look at the book by Susan Brinkmann entitled, A Catholic Guide to Mindfulness.  You can also read the interview with her re: ‘Mindfulness’ on the Catholic World Report website.

Again, no Catholic should be involved in these practices.  We have a plethora of solid, valid and worthwhile methods of meditation and spirituality as given to us by the saints.  Why not spend the time learning from them how to deal with stress and anxiety?  Why not learn from them how to use good forms of meditation in relationship to Jesus?  A few would be St. Francis de Sales, St. Josemaria Escriva and St. Teresa of Calcutta (Mother Teresa).  There is also a contemporary author, Fr. Jacques Philippe, who summarizes many of our Catholic spiritual giants in his many books on spirituality and meditation.  Two such books would be ‘Searching for and Maintaining Peace,’ and ‘The Little Way of Trust and Love.’

God bless

FRVW


A lo mejor se acuerdan del anuncio del fin de semana pasado acerca de ‘conciencia focalizada’ o ‘mindfulness’ (en inglés) que se está enseñando y practicando en algunas escuelas primarias y middle schools de Prince William.  Esta conciencia focalizada se está enseñando como un método para atenuar y lidiar con es estrés; una forma de controlar las emociones de uno.  Es problemático para los católicos por una variedad de razones.  A ningún niño se le debe enseñar este método de oración/meditación budista.  Es contrario a la oración y meditación cristiana la cual tiene como meta una conversación con Dios.

1. ‘Mindfulness’ o ‘conciencia focalizada’ es una meditación budista. Como tal, se enfoca en uno mismo.  Se promueve como una práctica no-espiritual para ser usada como una forma para deshacerse del estrés y ansiedad de uno.  A menudo se practica como “Meditación con Espacio de Respiración”, “Meditación con Análisis del Cuerpo”, y “Meditación con Conciencia en Expansión”.

-- Verdadera Espiritualidad Católica – oración y meditación – es la forma de romper el apego a los obstáculos presentes en nuestra relación con Dios y que interfieren con una vida de espiritualidad saludable que nos conduce a Él. Paz y alegría llegan como resultado de la unión y confianza con/en Dios.

2. A menudo esos cristianos que intentan mezclar las practicas Orientales de la Nueva Era con las practicas cristianas terminan por no orar nada. Porque, el enfoque se convierte en uno mismo.  Además, se alejan de la Fé Católica.

-- Verdadera Espiritualidad Católica – El enfoque es en Dios en vez de en uno mismo.  Es en conversación con Dios: en una relación con Él cómo mi amado, misericordioso y personal Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo.

3. ‘Mindfulness’ o ‘conciencia focalizada’ le enseña a uno a poner a un lado todos los pensamientos, particularmente aquellos que son molestos o problemáticos. Lo que ocurre es que la persona se pone a sí mismo (a) en un estado alterado de conciencia en donde él/ella experimenta una paz temporal, sin embargo, se separa de sus problemas y más aún, de sí mismo (a).

-- Verdadera Espiritualidad Católica le enseña a uno a reconocer a Cristo en el momento presente – no a alejarse de él. Es la realización o reconocimiento de que Dios ha permitido cualquier cosa que esté pasando – si es mala; si es buena, que Él lo había planificado.  Que Él está presente para ayudarme a cargar mi Cruz; a unirla a la suya; a sacar algo bueno de ella.  Tal espiritualidad trae paz y alegría que lo lleva a uno a amarlo a Él y al prójimo.  Uno no busca más que los santos – especialmente los mártires.

4. Estudios hechos por John Hopkins acerca de ‘Mindfulness’ o ‘conciencia focalizada’, han descubierto muchos efectos negativos: tales como efectos sicológicos y físicos que incluyen la despersonalización, sicosis, alucinaciones, habla desorganizada, sentimientos de ansiedad, pérdida de apetito, e insomnio.

Si ustedes quieren más información acerca de ‘Mindfulness’ o ‘Conciencia Focalizada’ por favor vean el libro (en inglés) titulado A Catholic Guide to Mindfulness  escrito por Susan Brinkmann.  También lo pueden leer en el sitio web de Aciprensa (en español) https://www.aciprensa.com/noticias/el-mindfulness-es-compatible-con-la-fe-catolica-.  También pueden leer la entrevista acerca de ‘Mindfulness’ en el sitio web Catholic World Report (en inglés y español).

Una vez más, ningún católico debe estar involucrado en éstas prácticas.  Tenemos un exceso métodos de meditación y espiritualidad sólidos y que valen la pena que nos fueron dados por los santos.  ¿Por qué no pasar tiempo aprendiendo de ellos como lidiar con el estrés y la ansiedad?  ¿Por qué no aprender de ellos como usar buenas formas de meditación en una relación con Jesús?  Algunos podrían ser San Francisco de Sales, San Josemaría Escrivá y Santa Teresa de Calcuta (Madre Teresa).  También hay algunos autores contemporáneos, Padre Jaques Philippe, quien resume a muchos de nuestros gigantes en espiritualidad católica en sus libros acerca de espiritualidad y meditación.  Dos de esos libros podrían ser ‘Searching for and Maintaining Peace,’ y ‘The Little Way of Trust and Love’ (en inglés). 

Dios los bendiga

FRVW