Holy Trinity Parish 20th Anniversary

Holy Trinity Parish 20th Anniversary

Posted by Reverend Thomas Vander Woude,

On June 27th, 2001 then Bishop Loverde established the parish of Holy Trinity in the northernmost part of Prince William County.  The founding pastor was Fr. Francis Peffley who had been ordained a little over ten years.  His vision, interaction with families, evangelical spirit and organizational skills set Holy Trinity parish on a clear path to provide a Catholic culture and aid its members to grow close to Our Lord through His Mother.

Thanks to the generosity of the Benedictine Sisters of Linton Hall and the Principal at Brentsville High School daily and Sunday Masses were held for seven years before our church was consecrated on February 2, 2008.

A parish is a grouping of Catholics with a priest(s) under the authority of a local bishop who is union with the Pope.  The goal of a parish is to bring people to Jesus Christ in this life and the next; to provide a Catholic culture; to help people get to heaven.

A parish is where all the sacraments are offered – though ordinations are normally held at the cathedral by the bishop.  How many babies have been baptized in these twenty years!  How many times has Our Lord’s Mercy been extended through the sacrament of Penance!  How many have attended Mass and received Jesus in Holy Communion in these years!  How many have received Confirmation!  How many have converted to Catholicism at Holy Trinity!  How many marriages have occurred at our parish!  How many in danger of death have been anointed!  How many, at the end of their lives, have received the graces of Our Lord’s Sacrifice in their Funeral Mass!

How many have been taught the Faith here.  How many have received support in living out the Faith through other Catholics and families at our parish.  How many strong friendships have been found at this parish.  How many have been strengthened in their faith.

And, yet, a parish is made up of imperfect human beings.  Though we try our best, each of us fails in various degrees.  Our Lord gives each of us grace to live each day in our vocations – single, married and consecrated.  Ah, how many virtues are nurtured in a parish: patience, humility, charity, forgiveness, perseverance, to name a few.  As a pastor, I am imperfect.  I can only ask your patience and prayers, especially when I have not been Christ-like.

May we thank Our Lord for the gift of Holy Trinity Parish and the many graces we have received from Our Lord.  May we strive to grow in our knowledge of Jesus so that we may love and serve Him in this life so as to be happy with Him forever in heaven.

God bless

FRVW


El 27 de junio del 2001 el Obispo de entonces, Obispo Loverde, estableció la parroquia Hoy Trinity en la parte más al norte del condado de Prince William.  El párroco fundador fue el Padre Francis Peffley quien había sido ordenado sacerdote hacia un poco más de diez años.  Su visión, interacción con las familias, su espíritu evangélico y sus habilidades organizacionales pusieron a la parroquia de Holy Trinity en un camino claro para proveer una cultura católica y ayudar a sus miembros a crecer más cerca de Nuestro Señor a través de Su Madre. 

Gracias a la generosidad de las Hermanitas Benedictinas de Linton Hall y el Director de Brentsville High School, se pudieron celebrar Misas diarias y dominicales durante siete años antes de que nuestra iglesia fuera consagrada el 2 de febrero del 2008.

Una parroquia es un grupo de católicos con un sacerdote (s) bajo la autoridad del obispo local quien está en unión con el Papa.  La meta de una parroquia es llevar a sus feligreses hacia Jesucristo en esta vida y en la próxima; proveer una cultura católica; ayudar a los feligreses a llegar al Cielo.

Una parroquia es el lugar en donde se ofrecen los sacramentos – aunque los sacerdotes normalmente son ordenados al sacerdocio en la catedral por el Obispo.  ¡Cuántos bebés han sido bautizados en veinte años!  ¡Cuántas veces se ha extendido la Misericordia de Nuestro Señor a través del sacramento de la Penitencia!  ¡Cuántos han asistido a Misa y recibido a Jesús en la Sagrada Comunión en estos años!  ¡Cuántos han recibido su Confirmación!  ¡Cuántos se han convertido al catolicismo en Holy Trinity!  ¡Cuántos matrimonios han ocurrido en nuestra parroquia!  ¡Cuántos que han estado en peligro de muerte han sido ungidos!  ¡Cuántos, al final de sus vidas, han recibido las gracias del Sacrificio de Nuestro Señor en su Misa de Funeral!

A cuántos se les ha ensenado la Fe aquí.  Cuántos han recibido apoyo para vivir la Fe a través de otras familias católicas y sus familias en nuestra parroquia.  Cuántas amistades fuertes se han formado en esta parroquia.  Cuántos has sido fortalecidos en su fe.

Y aun así, la parroquia está formada por seres humanos imperfectos.  Aunque tratamos lo mejor posible, cada uno falla en varios grados.  Nuestro Señor nos da la gracia a cada uno de nosotros para vivir nuestras vocaciones diarias – solteros, casados y consagrados.  Ah, cuantas virtudes se nutren en una parroquia: paciencia, humildad, caridad, perdón, perseverancia, por nombrar algunas.  Como párroco, soy imperfecto.  Sólo puedo pedir su paciencia y sus oraciones, especialmente cuando no he sido como Cristo. 

Agradezcamos a Nuestro Señor por el regalo de la Parroquia Holy Trinity y las muchas gracias que hemos recibido de Nuestro Señor.  Ojala que luchemos por crecer en nuestro conocimiento acerca de Jesús para que podamos amarlo y servirle en esta vida para poder estar con El felices por siempre en el Cielo.

Dios los bendiga

FRVW