First Sunday of Advent 2017

First Sunday of Advent 2017

Posted by Reverend Thomas Vander Woude,

A belated thank you to everyone who took advantage of Fr. Riley’s time with us for our parish mission!

Today, we begin our yearly preparation for the Birth of Jesus Christ, Our Savior!  Last year we had a whole four weeks.  This year we have only three weeks – Christmas Eve will be the Fourth Sunday of Advent which will be quite interesting that Sunday evening re: schedule!

Advent, as Lent, is an opportunity to retreat a bit from the world around us to be able to re-focus on the purpose of life: heaven.  Christmas – as the Annunciation and other feasts – is heaven on earth.  Why?  It is the Second Person of the Trinity become Man in the womb of the Blessed Virgin Mary and born in Bethlehem.  Christmas always a reminder of God’s love that He would lower Himself to take on our human nature.  He is perfect!  He does not need to take on our human nature.  In doing so, I am reminded that my God loves me.  He has chosen to become like me in all things but sin.  He will show me how to live by word and example.

Advent is a time to consider my love for Jesus (and His Mother).  The more I reflect on Jesus’ love for me, the more I should desire to love Him.  The more I reflect on Jesus’ love for His Mother, Mary, the more I should desire to love her.  For most Christians, Christmas brings an honor to Mary that is once a year.  For us as Catholics, we strive to love her year round.  Why?  Because her Son does!

How can I prepare for Our Lord’s Birth in a poor, cold, dirty, isolated stable?  How can I grow in love for Him, His Mother and my fellow man?  The Church encourages prayer, penance and almsgiving.

Prayer can be done in various ways:

  • Mass – to receive Jesus Whom Mary received at the Annunciation and Whom she held in her hands on Christmas
  • Adoration – to adore Jesus Whom Mary adored in her hands
  • Rosary – to ponder through Mary’s eyes Our Lord’s life; to ask her for her insights
  • Scripture – to consider the Incarnation accounts in Matthew and Luke

These examples, and others, can be done as a family as well as individually.

Penance:

  • Yes, Advent is a season of penance. Similar to Lent, but not quite as intense – i.e. there are no days of fast in Advent.
  • How can I identify with Jesus, Mary and Joseph in the poor, cold, filthy stable?
  • How can I deny my five senses?
  • Technology fast – music, computer, cell, texting? Any frivolous use of technology – goodbye.
  • More time for spiritual reading, prayer and works of charity
  • John XXIII once said, ‘These people celebrate with extravagance their Savior’s poverty.’

Almsgiving (works of charity/mercy):

  • God the Father gives us His Son in the Incarnation
  • What gifts can I give to others?
  • Beyond a physical gift on Christmas Day
  • Throughout Advent, can I do a little act of love for a family member?
  • Do a chore for a brother/sister?
  • Pick something up off the floor that someone else will have to pick up?
  • Spend a little more time with family – in person or on the phone – and less on computer?

Just some ideas.  There are many ways to be creative in Advent prep for Christmas so that we will be able to identify with Jesus, Mary and Joseph on Christmas!

God Bless

FRVW


¡Un tardío agradecimiento a todos los que tomaron ventaja del tiempo del Padre Riley con nosotros durante la Misión Parroquial!

Hoy, ¡vamos a comenzar nuestra preparación anual para el Nacimiento de Jesucristo, Nuestro Salvador!  El año pasado tuvimos cuatro semanas completas.  Este año sólo tenemos tres – Nochebuena cae en el Cuarto Domingo de Adviento, lo cual hará de ese domingo algo interesante, ¡en cuanto al horario!

Adviento, así como la Cuaresma, es una oportunidad para retirarse un poco del mundo alrededor de nosotros para poder re-enfocarnos en el propósito de la vida: el Cielo.  La Navidad – así como la Anunciación y otras Fiestas – es el Cielo en la Tierra.  ¿Por qué?  Es la Segunda Persona de la Trinidad volviéndose Hombre en el vientre de la Santísima Virgen María y naciendo en Belén.  La Navidad siempre es un recordatorio del amor de Dios, que Él se iba a bajar a sí mismo para tomar una naturaleza humana.  Al hacerlo, se me recuerda que Dios me ama.  Él ha escogido volverse como yo en todas las cosas excepto el pecado.  Él me va a enseñar cómo vivir en palabra y con ejemplo.

El Adviento es un tiempo para considerar mi amor por Jesús (y Su Madre).  Entre más reflexiono en el amor de Jesús por mí, más debo desear amarlo.  Entre más reflexiono en el amor de Jesús por su Madre, María, mas debo desear amarla.  Para la mayoría de cristianos, la Navidad trae un honor a María que es una vez al año.  Para nosotros los católicos, nos esforzamos para amarla todo el año.  ¿Por qué?  ¡Porque su Hijo lo hace!

¿Cómo me puedo preparar para en Nacimiento de Nuestro Señor en un pobre, frio, sucio y solitario establo?  ¿Cómo puedo crecer en amor por Él, Su Madre, y mis semejantes?  La Iglesia anima la oración, penitencia y caridad.

La oración se puede hacer de varias formas:

  • Misa – recibir a Jesús a quien María recibió en la Anunciación y a quien ella sostuvo en sus brazos en Navidad
  • Adoración – adorar a Jesús a quien María adoró en sus manos
  • Rosario – reflexionar a través de los ojos de María, la vida de Nuestro Señor; pedirle a ella que nos de sus conocimientos
  • Escrituras – considerar los relatos de la Encarnación de Mateo y Lucas

Estos ejemplos, y otros, se pueden hacer en familia así como individualmente también.

Penitencia:

  • Si, el Adviento es un tiempo de penitencia. Similar a la Cuaresma, pero no tan intenso – por ejemplo, no hay días de ayuno durante el Adviento.
  • ¿Cómo puedo identificarme con Jesús, María y José en el pobre, frio y sucio establo?
  • ¿Cómo me puedo negar mis cinco sentidos?
  • Ayuno de tecnología – ¿música, computadora, celular, textos? El uso de cualquier tecnología frívola - adiós.
  • Más tiempo para lectura spiritual, oración y obras de caridad
  • Juan XXIII dijo una vez, ‘Estas gentes celebran con extravagancias la ‘pobreza de su Salvador’.

Obras de Caridad/ misericordia:

  • Dios Padre nos regala a Su Hijo en la Encarnación. ¿Qué regalos le pudo dar a otros?
  • Más allá de un regalo físico el día de Navidad
  • Durante todo el Adviento, ¿puedo hacer un pequeño acto de amor para un miembro de la familia?
  • ¿Hacer una tarea domestica por un hermano (a)?
  • ¿Recoger algo del piso por alguien que lo tendría que recoger?
  • ¿Pasar un poquito más de tiempo con la familia – en persona o en el teléfono – y menos tiempo en la computadora?

Solo son unas ideas.  Hay muchas maneras más de ser creativos en la preparación de Adviento ¡para la Navidad, para que podamos identificarnos con Jesús, María y José durante la Navidad!

Dios los bendiga

FRVW