Fatherhood 2018

Fatherhood 2018

Posted by Reverend Thomas Vander Woude,

On behalf of the spiritual fathers of the parish, we would like to wish all the men in the parish a Happy Fathers’ Day!

What is a father?  How important are fathers?

A father is not just the man who cooperated with our mothers and God in bringing us into this world.  That’s only part of the picture of a father.  A father is the man in a person’s life who nurtures, guides, teaches and defends the individual.  Hence, men who are not physical fathers are often referred to as fathers, i.e. adopted fathers and priests.  Traditionally, the father has been the provider in the family.  It is good to hear young men preparing for marriage accept this responsibility.  Men need to work at a job.  Hopefully, he can work so as to allow Mom to be home with the children, though circumstances can, at times, dictate otherwise.  As important as it is for a father to have a job, it is vital that he provide for his children spiritually, intellectually and emotionally.

The father is meant to be the spiritual head of a family.  (This said it does not exclude by any means the vital role of Mom to be intensely spiritual and guide her husband and children to heaven.)  A father is called to lead his wife and children to God the Father.  (In fact, the father is the human image of God the Father.)  St. Paul says in Ephesians 5, “Wives be subject to your husbands as to the Lord, for the husband is head of the wife as Christ is head of the Church.”  (We should recall that headship with Christ is always rooted in service.  Hence, St. Paul’s word for ‘head’ is the one who sacrifices for the other.)  How often is it the case that the women in the family are the spiritual leaders?  The fathers are called to be the spiritual head of the family.  A father teaches his children, especially his sons, by his example of prayer and receiving the sacraments that prayer is manly and good.  For, the perfect man, Jesus Christ, often prayed.

A father cooperates with his wife in teaching and guiding their children.  Intellectually, a father is called to impart knowledge to his children, especially moral knowledge: what’s right and wrong.  Often times, a father’s instruction is the example of what it is to be a man.  To his sons he gives them an example of how to live as a man, to love God, to sacrifice for others, to respect women and treat them with dignity, to respect authority, to work hard, to live virtuously, etc.  It is a fact that well over 90% of convicts did not have a good relationship with their fathers growing up – if they even knew them.  To his daughters a father gives an example of what a man is, of the respect due her as a woman, of the type of man to marry, etc.

Finally, and often overlooked, is the need for a father to nurture his children emotionally.  A father, in his masculinity, has a very important role to play in the emotional well-being of his sons and daughters.  Studies that are out show that Dad’s interaction or lack thereof has a big impact on his children.  Sons and daughters who are given and shown true love and affection by their fathers tend to be strong emotionally.  (Of course, Mom’s influence is huge here as well.)  Sons see how to love and respect women when they see how their father loves and respects Mom.  Daughters develop self-esteem and confidence as well as an understanding of proper affection from their father’s love and affection.

May our fathers be blessed by God.  May they be examples of God the Father leading those in their charge to the all-loving Father.

God Bless

FRVW


De parte de los padres espirituales de la parroquia, queremos desearles a todos los hombres en la parroquia un ¡Feliz Día del Padre!

¿Qué es un padre?  ¿Cuán importantes son los padres?

Un padre no sólo es un hombre que cooperó con nuestras madres y Dios para traernos al mundo.  Esa solo es una parte de la imagen de un padre.  Un padre es el hombre en la vida de una persona quien nutre, guía, enseña y defiende al individuo.  Por lo tanto, se refieren como padres a hombres que físicamente no son padres, por ejemplo: padres adoptivos y sacerdotes.  Tradicionalmente, el padre ha sido el proveedor de la familia.  Es bueno escuchar a hombres jóvenes que se están preparando para el matrimonio, aceptar esta responsabilidad.  Los hombres necesitan tener un empleo.  Ojalá que él pudiera tener uno que le permita a mamá quedarse en casa con los niños, aunque a veces las circunstancias pueden dictar algo diferente.  De la misma forma que es importante que un papá tenga un empleo, es vital que él provea espiritual, intelectual y emocionalmente para sus hijos.

Un padre tiene el propósito de ser la cabeza espiritual de una familia.  (Esto no excluye de ninguna manera el papel vital de la madre de ser intensamente espiritual y guiar a su esposo e hijos al Cielo).  Un padre está llamado a llevar a su esposa e hijos hacia Dios Padre.  (De hecho, el padre es la figura humana de Dios Padre).  San Pablo dice en Efesios 5, “Esposas, sean sumisas a sus esposos como si se tratara del Señor, porque el marido es la cabeza de la mujer del mismo modo que Cristo es la cabeza de la Iglesia”.  (Debemos recordar que la cabecera con Cristo, siempre está arraigada en el servicio.  Por lo tanto, el significado de San Pablo de la palabra ‘cabeza’ es el de una persona que se sacrifica por otra).  ¿Cuán a menudo es el caso que las mujeres de la familia sean las líderes espirituales?  Los padres están llamados a ser la cabeza espiritual de la familia.  Un padre enseña a sus hijos, especialmente a sus hijos varones, que los sacramentos y la oración son masculinos y buenos, con su ejemplo  al orar y recibir los sacramentos.  Porque, el hombre perfecto, Jesucristo, rezaba a menudo.

Un padre coopera con su esposa para enseñar y guiar a sus hijos.  Intelectualmente, un padre es llamado a impartir conocimiento a sus hijos, especialmente conocimiento moral: lo que es correcto y lo que no.  Muchas veces, la instrucción del padre es el ejemplo de lo que es ser un hombre.  A sus hijos varones, él les da el ejemplo de cómo vivir como hombre, a amar a Dios, a sacrificarse por otros, a respetar a las mujeres y a tratarlas con dignidad, a respetar la autoridad, a trabajar duro, y a vivir de una forma virtuosa, etc.  Es un hecho que más del 90% de los convictos no tuvieron una buena relación con sus padres cuando estaban creciendo – si es que siquiera lo conocieron.  A sus hijas un padre les da el ejemplo de lo que es un hombre, del respeto que se merece como mujer, del tipo de hombre para casarse, etc.

Finalmente, y pasado por alto muy a menudo, es la necesidad de un padre para nutrir emocionalmente a sus hijos.  Un padre, en su masculinidad, tiene que jugar un papel muy importante en el bienestar emocional de sus hijos e hijas.  Hay estudios que muestran que la interacción del papá o la falta de la misma, tiene un gran impacto en sus hijos.  A los hijos e hijas a quienes sus padres les han dado y demostrado amor verdadero y afecto, tienden a ser más fuertes emocionalmente.  (Por supuesto que la influencia de mamá también es enorme aquí).  Los hijos ven como amar y respetar a las mujeres cuando ven como su papá ama y respeta a su mamá.  Las hijas desarrollan autoestima y confianza así como entendimiento del afecto propio a través del amor y afecto de sus padres.

Que nuestros padres sean bendecidos por Dios.  Que sean ejemplo de Dios Padre llevando a aquellos a su cargo hacia el Padre amoroso.

Dios los bendiga

FRVW