Corpus Christi 2019

Corpus Christi 2019

Posted by Reverend Thomas Vander Woude,

I believe it was about 10 years ago that I found myself in Rome on Corpus Christi (Body and Blood of Christ) – yes, you can roll your eyes at the verb, ‘found;’ how do you just ‘find’ yourself in Rome?!  Well, I was there leading a pilgrimage of teens – eventful to say the least!  The memory is quite vivid as our group arrived in the city with our suitcases, etc.  Traffic was stopped.  We realized we could not cross a major street because of the Corpus Christi procession.  We jumped out of the vans with our bags, paid the drivers quickly and dragged ourselves up to the edge of the four lane street.  The street was fairly empty with people on both sides.  We were only there a few minutes before we saw Our Lord and Pope Benedict coming down the street – having left St. John Lateran Basilica en route to St. Mary Major Basilica.  They were in the back of a white GMC pickup truck!

As Our Lord passed everyone on the streets dropped to their knees – mind you this is the center of THE major city of Italy.  We could not help but notice Pope Benedict: kneeling in the bed of the truck adoring Our Lord in the Holy Eucharist.  It was as if he was oblivious to his surroundings.  His focus was completely on Jesus.  For a moment there was complete peace and silence.  It was a tremendous way to begin a pilgrimage.  (What happened next is typical of Rome.  Have you ever heard stories of the nuns in Rome?  Get out of their way!  It was even more so as the procession followed the Holy Eucharist and the Pope!  We were scrambling to get out of the way. . .  Again, quite a way to begin a pilgrimage: an awesome spiritual experience coupled with a very human experience on a major street in Rome!)

For centuries Catholics throughout the world have celebrated publicly in processions the Real Presence of Jesus in the Holy Eucharist.  Eucharistic processions are public statements in our belief in Jesus’ Real, True and Substantial Presence in the Most Blessed Sacrament.  There was a time in American history when such processions were not permitted/tolerated.  Catholicism was all but illegal in the Thirteen Colonies – except in Pennyslvania (Maryland was founded by Catholics in the 1630s, but lost power in the late 1600s).  Yes, George Mason’s Bill of Rights, which allowed religious liberty, was adopted by the United States in the 1780s.  That said, there were still major hostilities against Catholics through the 1800s and early 1900s (now?).

It is an opportunity that we have as Catholics to take Our Lord publicly to our streets!  I recently read of a parish in Chesapeake, Virginia that last October had a Eucharistic Procession on the boardwalk in Virginia Beach!  Are we not called to take Christ into the world?!  “Go, teach all nations everything I have commanded you,” are Jesus’ words at the end of Matthew’s Gospel.  Eucharistic processions are very real ways of teaching all nations by presenting Him Who is the Way, the Truth and the Life!  How many people have never been before the Real Presence of Jesus?!  How many have not considered walking through the doors of a Catholic church?!  Yet, as he/she drives by a Eucharistic Procession he IS in the Presence of Jesus; she is brought before her God!  What an awesome event.

Please, consider being a part of our Eucharistic procession to celebrate Corpus Christ Sunday today at 6:30pm.  The procession will begin on the front steps of the church.  It will take about thirty to forty minutes and conclude with Benediction on the front steps of the church.

God bless

FRVW


Creo que fue hace como 10 años que yo me encontré en Roma el día de Corpus Christi (Cuerpo y Sangre de Cristo) – sí, ustedes pueden girar los ojos con el verbo ‘encontré’; ¡¿cómo se ‘encuentra’ uno en Roma?!  Bueno, yo estaba allí con algunos adolescentes dirigiendo un peregrinaje – ¡más bien ajetreado por así decir!  En mi memoria está viva nuestra llegada a la cuidad, con nuestras maletas, etc.  El tráfico estaba detenido.  Nos dimos cuenta que no podíamos cruzar una calle principal debido a la procesión de Corpus Christi.  Nos salimos de la camioneta en la que íbamos con todas nuestras maletas, le pagamos rápidamente al chofer y nos apresuramos a la orilla de una calle de cuatro líneas.  La calle estaba bastante vacía en ambos lados.  Sólo teníamos algunos minutos allí cuando vimos a Nuestro Señor y al Papa Benedicto bajando la calle – habían salido de la Basílica Sn. Juan Laterano y estaban en ruta hacia la Basílica Sta. María Mayor.  ¡Iban en la parte trasera de una camioneta  pickup GMC blanca!

Mientras Nuestro Señor iba pasando, todos en las calles se arrodillaban – este es el centro de LA ciudad más grande de Italia.  No pudimos más que notar al Papa Benedicto: arrodillado en la camioneta, adorando a Nuestro Señor en la Sagrada Eucaristía.  Era como si no se diera cuenta de nada a su alrededor.  Estaba completamente enfocado en Jesús.  Por un momento hubo completa paz y silencio.  Fue una tremenda forma de comenzar un peregrinaje.  (Lo que pasó después es típico de Roma.  ¿Han oído alguna vez historias de monjas de Roma?  ¡Apártense del camino!  ¡Era más como si la procesión siguiera a la Sagrada Eucaristía y el Papa!  Estábamos tratando de quitarnos del camino… Una vez más, una gran forma de comenzar un peregrinaje: ¡una experiencia espiritual maravillosa, acompañada de una experiencia muy humana en una calle principal de Roma!).

Durante siglos, alrededor del mundo se han celebrado procesiones públicas de la Real Presencia de Jesús en la Sagrada Eucaristía.  Las procesiones Eucarísticas son testimonios públicos de nuestra creencia en la Real, Substancial Presencia de Jesús en el Más Sagrado Sacramento.  Hubo un tiempo en la historia de los Estados Unidos cuando tales procesiones no eran permitidas/toleradas.  El catolicismo era todo pero ilegal en las Trece Colonias – excepto en Pensilvania (Maryland fue fundada por católicos en 1630, pero perdieron poder a finales de los años 1600s)  Sí, la Declaración de Derechos de George Mason, la cual permitía la libertad religiosa, fue adoptada en los Estados Unidos en 1780.  Así que, todavía había grandes hostilidades en contra de los católicos durante los años 1800 y a principios de los 1900s (¿y ahora?).

¡Es una oportunidad que tenemos como católicos para llevar públicamente a las calles  a Nuestro Señor!  Recientemente leí de una parroquia en Chesapeake, Virginia que el pasado mes de octubre tuvo una procesión Eucarística ¡en el muelle de la Playa de Virginia!  ¡¡¿No es que estamos llamados a llevar a Cristo al mundo?!!  “Vayan y enseñen a todas las naciones todo lo que les he encomendado”, son las palabras de Jesús al final del Evangelio de Mateo.  ¡Las procesiones Eucarísticas son una forma real de enseñar a las naciones presentándolo a Él, quien es el Camino, la Verdad y la Vida!  ¡¿Cuánta gente no ha visto nunca la Real Presencia de Jesús?!  ¡¿Cuántos no han entrado nunca a una iglesia católica?!  Sin embargo, cuando pasan/manejan al lado de una Procesión Eucarística, ESTÁN en la presencia de Jesús; ¡son llevados frente a su Dios!  Que evento tan maravilloso.

Por favor, consideren ser parte de nuestra Procesión Eucarística para celebrar Corpus Christi hoy domingo a las at 6:30pm.  La procesión va a comenzar en las escaleras frente a la iglesia.  Va a tomar cerca de 30 a 40 minutos y concluirá con Bendición frente a las escaleras de la Iglesia.

Dios los bendiga

FRVW