6th Sunday of Easter

6th Sunday of Easter

Posted by Reverend Thomas Vander Woude,

As we prepare for another young man from Holy Trinity to be ordained a priest, I thought it well to mention the following story again.

The little Village of Lu, in northern Italy, is one of the Church's unique examples of spiritual motherhood for priests and religious. This village of almost 3,000 inhabitants is in a rural area east of Turin. It would still be completely unknown even today if, in the year 1881, the family mothers in Lu had not made a decision with 'serious' consequences.

Some of the mothers held within their hearts the desire that one of their sons become a priest or that a daughter place her life completely in God's service. Under the direction of their parish priest, Mons. Alessandro Canora, they began gathering every Tuesday for adoration before the tabernacle, asking the Lord for vocations. They received Holy Communion on the first Sunday of every month with this same intention.

After Mass all the mothers prayed a prayer together, requesting vocations to the priesthood. Through the trusting prayer of these mothers and the openness of the other parents, a deep atmosphere of joyful, Christian piety developed in the families, making it much easier for the children to recognize their vocations. Did the Lord Jesus not say: "Many are called, but few are chosen" (Mt 22:14)? That is, many are called, but only a few respond to the call.

No one expected that God would hear and respond to the prayers of the mothers in such an extraordinary way. From this tiny village of Lu came 323 vocations, 152 priests and 171 nuns. More than 100 of them are still alive today.  They could staff our entire diocese!

As many as 3 or 4 vocations came from some of these families. The most famous example is the Rinaldi family, from whom God called 7 children. The most famous of the Rinaldi brothers is Blessed Filippo Rinaldi, who became the 3rd successor to St John Bosco as Superior General of the Salesians. Pope St. John Paul II beatified him on April 29, 1990.

Filippo Rinaldi always happily remembered the faith of the families of Lu: "A faith that made our fathers and mothers say, 'The Lord gave us our children and so if He calls them, we can't say no.'"

At Holy Trinity we have Exposition and Adoration throughout the week.  How tremendous would it be for our mothers (and fathers) to ask Our Lord for vocations; and, receive Holy Communion on the First Sunday of every month and pray after Mass for a vocation to the priesthood or consecrated life from the family!

God bless

FRVW


Mientras nos preparamos para que otro joven de Holy Trinity será ordenado al sacerdocio, yo pensé que sería bueno mencionar la siguiente historia una vez más.

El pequeño poblado de Lu, al norte de Italia es uno de los ejemplos únicos de la maternidad de la Iglesia hacia sus sacerdotes y religiosos (as).  El pueblo de aproximadamente 3,000 habitantes está en un área rural al este de Turín.  Estaría completamente desconocido aún hoy en día si, en el año 1881, las madres de las familias en Lu no hubieran tomado una decisión con ‘serias’ consecuencias.

Algunas de las madres sostenían en sus corazones el deseo de que algunos de sus hijos se convirtieran en sacerdotes o sus hijas pusieran sus vidas al servicio completo de Dios.  Bajo la dirección de su sacerdote parroquial, Monseñor Alessandro Canora, ellas comenzaron a reunirse cada jueves para Adoración frente al Sagrario, pidiendo al Señor por vocaciones.  Ellas también recibían Comunión el Primer domingo de cada mes con esta misma intención.

Después de Misa todas las madres rezaban juntas una oración, pidiendo vocaciones al sacerdocio.  A través de la oración con confianza de estas madres y la receptividad de otros padres, se desarrolló entre las familias una profunda atmósfera de alegría y piedad cristiana, haciendo que los niños reconocieran más fácilmente su vocación.  ¿No dijo el Señor Jesús: “Muchos son los llamados pero poco los escogidos” (Mateo 22:14)?  Eso es, muchos son llamados, pero sólo pocos responden al llamado.

Nadie esperaba que Dios escuchara y respondiera a la oración de las madres de una forma tan extraordinaria.  De este pequeño poblado de Lu, salieron 323 vocaciones, 152 sacerdotes y 171 monjas.  Más de 100 de ellos todavía están vivos hoy.  ¡Ellos podrían llenar el personal entero de nuestra diócesis!

Tantas como 3 o 4 vocaciones salieron de algunas de éstas familias.  El ejemplo más famoso es el de la familia Rinaldi, de la cual Dios llamó a 7 hijos.  El más famoso de los hermanos Rinaldi es el Beato Filippo Rinaldi, quien se convirtió en el 3er sucesor de San Juan Bosco como superior General de los Salesianos.  El Papa San Juan Pablo II lo beatificó el 29 de abril de 1990.

Filippo Rinaldi felizmente recordó siempre la fe de las familias de Lu: “Una fe que hizo que nuestros padres y madres dijeran, ‘El Señor nos dio hijos así que si Él los llama, no podemos decir que no’”.

En Holy Trinity tenemos exposición y Adoración durante la semana.  ¡Que tremendo seria que nuestras madres (y padres) le pidan a Nuestro Señor por vocaciones; y  reciban Comunión el Primer Sábado del mes y recen después de Misa por vocaciones al sacerdocio o a la vida consagrada dentro de sus familias!

Dios los bendiga

FRVW