3rd Sunday of Advent

3rd Sunday of Advent

Posted by Reverend Thomas Vander Woude,

Every few years I have the opportunity to teach high schoolers about one of the most critical centuries in human history, the 16th century.  If you were alive in 1500 in Europe, you could go to any country in Europe and find Mass.  ALL of Christian Europe was Catholic.  It must have been a unique landscape in which to live.

1517 saw Martin Luther, a disgruntled Augustinian monk, begin his break with the Church and lead thousands upon thousands out of the Church.  One of the key dates in the 1500s is 1521.  When faced with German princes and the Holy Roman Emperor, Charles V, Luther refused to recant.  He was protected by a few German princes which led to the separation in Christendom which we still experience.

To be a regular Catholic, it must have seemed as one’s world was being upended and torn apart.  Perhaps, people asked where God was.  How many in leadership, including leadership in the Church, seemed to have failed to protect the spiritual, moral and physical well-being of the human person.

And, yet, 1521 was an incredible year for the Catholic Church!  1521 saw the victory of Cortes over the human-sacrifice-centered Aztec empire in the New World.  His victory paved the way for Our Lady to visit a humble convert in 1531 in Mexico City.  December 12, 1531 the Mother of God left her image on the tilma of St. Juan Diego.  Our Lady of Guadalupe would be the instrument of NINE MILLION conversions to Catholicism in the next ten years!

1521 also saw the conversion of a non-practicing Catholic soldier, Inigo Lopez.  After an injury in a battle, he read the lives of Jesus Christ and the saints.  He asked himself, ‘What if I were to do the same as Dominic and Francis?’  He consecrated his life to Our Lord.  With six other men, two of which he was instrumental in their conversions, he founded the Society of Jesus, or the Jesuits.   We know him as St. Ignatius of Loyola.  Within one century Jesuits were converting and re-converting all over the globe!  Consider that Jesuits went to the Far East; offered the sacraments in England when illegal to do so; were in Florida, Maryland, New York and other colonies in the New World; were in South America; etc.

May we always have a hope and trust in Our Lord that He is working in ways that we cannot see – in ourselves and in others!  How He was active in Our Lady before His Birth!

God bless

FRVW


Cada pocos años tengo la oportunidad de enseñar acerca del siglo más crítico en la historia humana a jóvenes de secundaria, el siglo 16.  Si ustedes hubiesen estado vivos en los años 1500 en Europa, ustedes podrían haber ido a cualquier país europeo y encontrar una Misa.  TODA Europa Cristiana era católica.  Debe haber sido un paisaje único para vivir.

El año 1517 vio a Martin Lutero, un monje agustino disgustado, comenzar su rompimiento con la Iglesia y guiar a miles sobre miles fuera de la Iglesia.  Una de las fechas claves en los años 1500 es el año 1521.  Cuando se enfrentó con los príncipes alemanes y con el Santo Emperador Romano, Carlos V, Lutero se negó a retractarse.  Él estaba protegido por unos pocos príncipes alemanes lo cual llevó a la separación del cristianismo que todavía experimentamos. 

Para un católico regular, ha de haber parecido como si su mundo se le hubiera volcado y hecho pedazos.  Tal vez, la gente se debe haber preguntado en donde estaba Dios.  Cuantos líderes, incluidos los líderes en la Iglesia, parecían haber fallado en proteger el bienestar espiritual, moral y físico de las personas.

Y, sin embargo, ¡1521 fue un año increíble para la Iglesia Católica!  1521 vio la victoria de Cortés sobre el imperio Azteca, centrado en los sacrificios humanos en el Nuevo Mundo.  Su victoria pavimentó el camino de Nuestra Señora para visitar a un humilde converso en 1531 en la ciudad de México.  El 12 de diciembre de 1531 la Madre de Dios dejó su imagen en la tilma de San Juan Diego.  ¡Nuestra Señora de Guadalupe sería el instrumento para la conversión de NUEVE MILLONES de conversiones al catolicismo durante los siguientes diez años!

El año 1521 también vio la conversión de un soldado católico no practicante, Iñigo López.  Después de haber sido herido en la batalla, él leyó las vidas de Jesucristo y de los santos.  Él se preguntó a sí mismo, ‘¿qué pasaría si yo hiciera lo mismo que Domingo y Francisco?’  Él consagro su vida a Nuestro Señor.  Junto a otros seis hombres, dos de los cuales él fue un instrumento para sus conversiones, fundó la sociedad de Jesús, o los jesuitas.  Nosotros lo conocemos como San Ignacio de Loyola.  Durante un siglo, ¡los jesuitas fueron convirtiendo y reconvirtiendo a todo el mundo!  Consideren que los jesuitas fueron al lejano Este; ofrecieron los sacramentos en Inglaterra cuando era ilegal hacerlo; estuvieron en la Florida, Maryland, Nueva York y otras colonias en el Nuevo Mundo, estuvieron en Sudamérica, etc. 

Ojalá que siempre tengamos esperanza y confianza en Nuestro Señor, en que Él está obrado de formas que nosotros no podemos ver – ¡en nosotros mismos y en otros!  ¡Cómo Él estaba activo en Nuestra Señora antes de Su Nacimiento!

Dios los bendiga

FRVW